Datos personales

MADRID, MADRID, Spain
Apasionado de la fotografía, escritura, música, arte, deporte, cocina, vino, pesca, caza, campo y toros. Español por los cuatro costados. Olé

miércoles, septiembre 13, 2006

CONTRASTES




Un aspecto muy a tener en cuenta cuando se retratan bodegones, es la intensidad de las luces y las sombras; tanto es así, que el resultado depende de manera directa de lo fuertes o débiles que sean aquellas. A continuación, se va a criticar dos bodegones con el mismo motivo y distintas intensidades, para que se aprecien los resultados obtenidos.

La palabra que resume lo dicho es contraste. Cuando los tonos claros tienden al blanco, y los oscuros al negro, se dice que la toma tiene mucho contraste. Por el contrario, cuando los tonos blancos y los negros se acercan; y la imagen tiene las sombras con una intensidad cercana a la de las luces, la foto tiene poco contraste. Vamos a ver dos ejemplos claros de cómo luces y sombras se acercan o se alejan.

En la foto de arriba, en la que el Flat CB DR reposa sobre una plancha de pizarra negra, he conseguido, gracias a un difusor colocado a la izquierda de la imagen; y que, obviamente no se ve, que las sombras de la parte inferior del señuelo se difuminen y los tonos y la intensidad sean suaves. Gracias a ello, se aprecia el grabado del flanco del pez, y la perfecta terminación del mismo, lo que le hace, junto a su acción bajo el agua, uno de los peces de más alta calidad del mercado en el segmento de crankbaits sin sonajeros. Las sombras, suaves. Las luces, también. Resultado: poco contraste y mucho detalle.

En la foto de abajo, he quitado el difusor, y he pulverizado con agua el pez y la plancha de pizarra, de forma que los tonos claros se acerquen al blanco, y la pizarra mojada muestre su color negro tan característico como pleno de texturas. La foto tiene mucho contraste, y ahora me interesa más que el señuelo se perfile con fuerza contra el fondo. Las gotas de agua han desempeñado su cometido a la perfección, creando un clima húmedo y frío que acentúa el contraste entre las luces y las sombras. Además, las gotas en el metal de los anzuelos triples, añaden un tono fuerte, y describen la textura del material.

Así que tened a mano un difusor, un pulverizador, y un fondo adecuado cuando queráis realizar bodegones con alto y bajo contraste. Os animo a que experimentéis todo lo posible con vuestras cámaras, de forma que avancéis en el aprendizaje de este arte. Mientras, buena pesca y fotografía de naturaleza.

1 comentario:

luis guerrero dijo...

En alguna ocasión lo he usado. Recuerdo una foto, a contraluz, de una tela da araña a la que le di unos toques con un pulverizador y el resultado era espectacular. Lastima que la hice con una reflex en diapositiva y todavía no me puesto a escanear...
Muy buena la entrada.
Saludos