Datos personales

MADRID, MADRID, Spain
Apasionado de la fotografía, escritura, música, arte, deporte, cocina, vino, pesca, caza, campo y toros. Español por los cuatro costados. Olé

jueves, noviembre 22, 2007

PONTONES


En plena Sierra de Segura, en Jaén, y cerca de la localidad de Santiago de la Espada, se encuentra el coto de Pontones, que pertenece al río Segura. Es un coto truchero de alta montaña, a 1.500 metros de altitud, y el periodo hábil de pesca va desde el segundo domingo de mayo a finales de septiembre. La modalidad de cebos autorizados es la mosca artificial sin muerte, y también se puede pescar con cucharillas de anzuelo simple sin arponcillo. Las truchas que pueblan las aguas de este tramo del río Segura, son bravas y esquivas, y como las orillas están pobladas de árboles –principalmente álamos- y densa fronda, el pescador ha de ser especialmente ducho en el lance, pescando la mayor parte del tiempo de rodillas dentro del agua y bajo un túnel de maleza. Las efémeras, los tricópteros y los pérlidos son las especies principales de moscas que vuelan en Pontones, así que el pescador ha de llevar imitaciones de estas tres clases. Las cucharillas han de ser de los número cero y uno, y de colores plateados y dorados. En Santiago de la Espada, hay que visitar su iglesia, de estilo gótico, y del siglo XV, así como La Posada y la Casa de la Tercia. Los hoteles San Fernando (tfno. 953 71 30 45) y Noguera de la Sierpe (tfno. 953 71 30 21), ofrecen al pescador viajero alojamiento con piscina, y el Mesón Escobar (tfno 953 43 72 70), cocina de caza y serrana a base de cordero a la brasa, elaborada con aceite de oliva de D.O. Sierra de Segura. En la foto, una trucha pescada en Pontones.

1 comentario:

luis guerrero dijo...

Si me permites añadir algo... destacar la extremada amabilidad del antiguo guarda de este coto. Nos hizo de guía a mi padre y a mi. Mostrandose especialmente atento conmigo, yo tenía doce o trece años. Luego nos invitó a cenar a su casa. Años más tarde tuvimos la agradable visita de su hijo en Sevilla, que encima nos trajo regalos de las tierras jiennenses... Unas personas únicas...
Saludos